distribuye productos la pazdistribuye productos la paz

“Una manzana al día mantiene alejada la oncología”

manzana 2

Propiedades nutricionales

Gran parte de su contenido  es agua, también aporta azúcares como la fructosa, la cual es un azúcar propia de las frutas; contiene vitamina E  y una pequeña cantidad de vitamina C.

Nos aporta fibra (incluyendo un tipo de esta llamado pectina) y minerales como el potasio.

 La vitamina E, al igual que la vitamina C, tiene acción antioxidante y participa en procesos  sanguíneos y en la fertilidad.

El potasio es un mineral importante para una actividad normal del músculo y para el sistema nervioso.

 Algunas de las propiedades nutritivas que se le confieren a la manzana se deben a sustancias que contiene esta fruta como los fitoquímicos, entre ellos flavonoides y quercitina, que tienen  excelentes propiedades antioxidantes. También aporta muchos taninos, sustancias con  propiedades astringentes y antiinflamatorias, y una sustancia llamada “ácido oxálico”.

 Por esta razón se recomienda para la prevención de la aterosclerosis, es decir, personas con riesgo cardiovascular o que ya poseen enfermedades relacionadas con la salud del corazón (presión arterial elevada, colesterol alto, triglicéridos altos, obesidad, diabetes), enfermedades degenerativas o cáncer.

 Su contenido de potasio convierte a la manzana en una fruta con efecto diurético, recomendada  también por esta razón para personas con enfermedades relacionadas a retención de líquidos  (hipertensión arterial). Sin embargo, deben cuidar su consumo las personas con insuficiencia renal. La manzana además  ayuda a prevenir los problemas dentales, ya que en cada mordida tiene un efecto de limpieza contra las caries.

 El consumo de la manzana, nos sirve en problemas diarreicos y de colitis, ya que la fibra de la manzana en calidad y proporción, actúa como una esponja, la cual absorbe y elimina las toxinas producidas por las bacterias causantes  de la gastroenteritis o enfermedad intestinal, además desinflama la mucosa intestinal, además sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

 Por otra parte la manzana también nos ayuda cuando hay presencia de estreñimiento, ya que consumiendo 2 manzanas en ayunas ayuda poniendo a trabajar los intestinos perezosos, causante del estreñimiento. Esto nos ha demostrado que teniendo en ritmo el intestino se previene el cáncer de colón.

 La función ideal de la manzana en los 2 padecimientos anteriores, depende de la manera en consumirla, al horno o hervida o cruda, dependiendo el caso.

 Este fruto también ayuda a combatir las piedras en la vesícula (colelitiasis),  ya que la manzana aumenta la producción de bilis en el hígado, y disminuye a su vez la tendencia a formar cálculos de bilis.

Así que podeos ver que tenemos más de una razón para consumir manzana, cruza, asada, hervida al horno, con yogurt en ensaladas etc. Existe un sinfín de preparaciones para poder incluirla en nuestra alimentación diaria, además de su fácil transporte y consumo.