distribuye productos la pazdistribuye productos la paz

La alimentación en el embarazo

Es bien sabido que el embarazo, es una condición que demanda un aumento en el consumo de nutrientes para que el nuevo ser que se está formando, sufra deficiencias y a su vez que la madre no se desnutra.200453712-001

El embarazo es aquel periodo de tiempo  que transcurre entre la implantación en el útero del óvulo fecundado y el momento del parto

Durante estos meses de gestación se presentan, diversos cambios , metabólicos e incluso morfológicos que se producen en la mamá, con el propósito de nutrir al bebé y permitir el desarrollo del mismo, como la interrupción de los ciclos menstruales, o el aumento del tamaño de las mamas para preparar la lactancia, el ensanchamiento de las caderas, entre otros.

Durante esta etapa de la vida, la madre gestante deberá tener una ganancia de peso necesaria para el desarrollo, la cual se calcula de acuerdo al peso inicial del embarazo. El peso obtenido se repartirá entre el peso del bebé al nacer, el líquido amniótico, la placenta, la sangre requerida para el parto.

La alimentación deberá de ser equilibrada, para que la madre no sufra, de anemia, desnutrición, perdida de piezas dentales, perdida del cabello, cansancio o fatiga extenuante, entre otras, o en su caso complicaciones más graves como presión arterial elevada, parto prematuro, vómitos, infecciones urinarias, hemorragias entre otras.

La alimentación juega un papel muy importante en la regulación del estado óptimo de la mamá y para evitar futuras deficiencias en el bebé.

La mamá deberá consumir alimentos ricos en proteínas, para formar en el bebé los huesitos, músculos, cabello, dientes, entre otros, los alimentos que más contenido de proteínas tienen son: las carnes, de pollo, pescado res, los huevos, los lácteos, como la leche, el yogurt los quesos.

Las vitaminas y minerales, nos ayudan a regular las funciones, a que la sangre sea de buena calidad, es decir podemos consumir un sinfín de hierro para evitar una anemia, pero si este no se combina con el consumo de vitamina C, no se absorbe es por ello la importancia de consumir frutas y verduras día con día y de diferentes frutas.

Las vitaminas  también ayudan al bebé para que tenga un buen desarrollo de los glóbulos que forman la sangre y a que forme defensas para combatir las enfermedades.

Otros alimentos ricos en hierro son huevos, cereales como trigo y la leche , quesos y productos lácteos.

Durante la gestación se deben evitar alimentos tales como: Bebidas alcohólicas. Cigarros o puro, cafeína, gaseosas, excesos de grasas y dulces.

El consumo de cafeína no está muy bien estudiado pero se aconsejar un consumo no superior a 50mg/día. (Café, cacao, bebidas de cola, té) hay que tener en cuenta el contenido de una taza de café: 100-150 mg.)

Es muy importante tomar en cuenta, que los “antojos” pueden ser debido a dos circunstancias, cuando la apetencia va dirigida hacia alimentos sanos, como frutas, verduras, lácteos o carnios puede ser debido a que se presenta una deficiencia vitamínica, mas sin embargo, si el impulso por comer alimentos “chatarra” puede ser por el aspecto emocional, ya que la mujer embarazada necesita de cuidados y apapachos por la situación hormonal por la que está pasando.

Así que si estas embarazada, planeas embarazarte o convives con alguna mujer que lo esté no dudes, en hablarle sobre la alimentación y recomendarle visite a un médico y a un nutriólogo de confianza, entre la salud y la enfermedad solo hay una consulta de diferencia.